martes, 4 de junio de 2013

Como Evitar las Enfermedades De Piel En Perros Protegeles




Como Evitar las Enfermedades De Piel En Perros












 Los parásitos, Es el principal  problemas para la piel del perro

Pulgas o garrapatas son culpables de la aparición en el can de diversos problemas dermatológicos, como la dermatitis.

Las pulgas que pican al perro le provocan un picor que tiene como consecuencia un rascado compulsivo que le causa una irritación en la piel denominada dermatitis alérgica por picadura de pulga.
 Las pulgas y las garrapatas, además de provocar irritación en la piel, pueden producir graves enfermedades parasitarias o infecciosas en el perro, como la herlichiosis canina. Por ello, es fundamental mantener a raya a estos parásitos con productos específicos y eficaces para canes, que además sean respetuosos con la piel del animal.
 
 Golpes que dejan huella en la piel del perro

Golpes, como quemaduras, atropellos o accidentes domésticos tienen consecuencias para la piel del perro. Según el tipo de lesión de que se trate y su gravedad, el tratamiento consistirá en el uso de antisépticos, apósitos, antibióticos o pomadas antiinflamatorias, que prescribirá en la recoemndaciones del  veterinario.
 La cocina es uno de los lugares de la casa donde los perro, sobre todo si son cachorros, pueden sufrir accidentes que les provoquen quemaduras, cortes y golpes que afecten a la piel.
Por ello, es recomendable evitar el acceso a los lugares donde el animal puede resultar accidentado y sufrir lesiones dermatológicas.
 Los Tumores y los quistes en la piel de los perros
Los tumores cancerígenos en la piel (carcinoma), quistes sebáceos, adenomas (similar a una verruga) o los melanomas (manchas en la piel) "son afecciones dermatológicas habituales en el perro, Los perros mayores, a partir de 11 años, son más propensos a padecer este tipo de patologías dermatológicas.

Las consecuencias son inflamación, cúmulo de líquido o grasa en su interior, enrojecimiento u oscurecimiento de la piel. Por ello, precisan tratamiento específico, según el caso y grado de gravedad que el veterinario determine.

 
Las alergias más comunes de nuestro perro son :
Alergia a la saliva de la pulga
Alergias alimentarias diarias
 Atópicas (alergias a partículas en el ambiente: polen, ambientadores, ...)

Estas tres enfermedades tienen síntomas muy parecidos, especialmente el picor.
Aunque el animal que es alérgico siempre lo va a seguir siendo, a veces presentará picor y rascado

¿Qué podemos hacer para tratar a nuestra mascota alérgica?  Realizar un buen control de pulgas durante todo el año . Si nuestro perro es  alérgica a la saliva de la pulga, solo con que le piquen una vez, desarrollará un cuadro de picores y lesiones en la piel que le durarán días o semanas.
    Administrar una dieta hipoalergénica: las mejores son las dietas comerciales que están hechas a base de proteínas hidrolizadas.
    Administrar ácidos grasos: se ha demostrado que los ácidos grasos tiene un efecto antiinflamatorio sobre la piel. Esto ayuda a controlar la inflamación y el picor en animales alérgicos.
  Evitar o controlar infecciones de piel, heridas, otitis... Para aplicar el tratamiento adecuado se recomienda siempre ir al veterinario lamas cerca de donde vives o uno de confianza  para que estudie el caso y si procede hacer una inmunoterapia (vacunas semanales especialmente diseñadas para cada perro.













Pioderma del Mentón o del Hocico (Acné canino)

Se trata de un proceso inflamatorio debido al menos parcialmente, a una infección bacteriana de los folículos pilosos y de la dermis de la región mentoniana y del hocico del perro. La causa no se conoce. En un principio se pensó que era debido a una alteración hormonal como ocurre en la especie humana, pero parece ser que no tiene nada que ver. De hecho se presenta tanto en machos como hembras y casi en exclusiva en razas de pelo corto. Esto ha llevado a pensar que la causa serían pequeños microtraumatismos en la zona que darían lugar a rupturas de los folículos con infección bacteriana posterior

Pioderma canina de los puntos de Presión o de callos
Se denomina también pioderma de los callos. Es frecuente en perros de razas grandes y gigantes. El callo es una respuesta de la piel a los traumatismos continuados, y son frecuentes en codos, tarsos y esternón. Los simples golpes que reciben estas zonas cuando el perro se deja caer para tumbarse en un suelo duro, son causa suficiente para su aparición.

Son más frecuentes en épocas de calor, que es cuando el perro busca los suelos fríos. Debido a estos golpes, la piel sufrirá un aumento de elasticidad y aparecerán heridas y fisuras que sufrirán una contaminación bacteriana. Aparecerán fístulas y úlceras. El tratamiento consistirá en la administración de antibióticos durante 14 días y en proteger la zona con algún vendaje bien  acolchado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada