Porque mi perro no quiere comer croquetas




Definitivamente las croquetas, son la mejor elección, para nosotros, pues son accesibles, se conservan durante varios días sin refrigeración y están bien balanceadas nutricionalmente, digamos que nos hacen la vida más fácil, vale la pena alimentarlos así

Si ya le has dado comida de manera habitual es poco probable que quiera comer croquetas, los perros también tienen papilas gustativas al igual que nosotros, es casi un milagro que coman croquetas y en todo caso no lo hacen por que les encante como saben si no por que se acostumbraron a que eso es lo que tienen para comer

Si le has dado comida esa es probablemente la razón por la que no las quiere y no va a importar la marca que le compres, te aconsejo que le revuelvas las croquetas con un poco de comida, solo un poco, y cada vez le pongas menos comida, y no le vuelvas a dar comida, si aun así no quiere comer, no dejes que te convenzca y resiste un cuando el perro no coma en 3 o 4 días ya comerá

Los perros, al igual que los humanos, se hartan de comer lo mismo de siempre. también se debe a que si antes le dabas comida de humanos, se acostumbro a eso y por eso no quiere croquetas.

Te recomiendo que cuando le des su comida, combines croquetas con comida, eso le abrirá el apetito. también es recomendable que 2 o 3 veces por semana, la alimentes ya sea croquetas con caldo, o alguna combinaciòn de las croquetas con otra comida que sea caldosa o jugosa, pues eso evita estreñimiento.


Si quieres mas información te dejo el vídeo aquí


Porque mi perro no quiere comer croquetas Porque mi perro no quiere comer croquetas Reviewed by Umbrella -10 on julio 01, 2015 Rating: 5

5 comentarios:

  1. mi perrita comía caldo con menudencia (huesos con pollo) pero dejo d tomar el caldo con arroz y solo empezó a comerse la menudencia y ahora solo kiere k le den eso huesos nada mas las demas comida lo rechaza que puedo hacer?

    ResponderEliminar
  2. Los perros, al igual que los humanos, se hartan de comer lo mismo de siempre,Puede que la solución sea mucho más simple de lo que parece: es muy posible que a tu perro no le agrade el pienso que está comiendo, puede que nunca le haya gustado pero que se lo comía ya que no había otra opción, hasta que llega un punto en el que decide no probarlo más. Por esta razón cuando notes que ha dejado de hacerlo una buena idea es cambiar el sabor e inclusive la marca y experimentar si le agrada. Te aconsejamos que compres el pienso en Zooplus, donde podrás conseguir una gran variedad de sabores y marcas a tu disposición.

    Ante una pérdida del apetito la opción no es proporcionarle alimento de humanos, lógicamente éste le parecerá mucho más delicioso pero no contiene los nutrientes y vitaminas necesarias; además podría enfermarlo, por ello, no sustituyas el pienso por la comida preparada por ti, esfuérzate por encontrar el sabor correcto.

    Puedes combinar las comidas, utilizar dos tipos de pienso distintos o alimento seco y enlatado, uno para la mañana y otro para la noche o cambiándolos en la semana, esto le va a permitir sentir una mayor variedad y estar más entusiasmado.

    Otra forma para saber qué hacer si tu can no come es escoger alimentos con olores que puedan resultar un poco más atractivos para tu perro, pues mientras más fuertes sean los aromas más deseo tendrá el animal de comer.

    Durante las pruebas de nueva comida y los primeros cambios quédate cerca de tu mascota mientras come, en ciertas ocasiones él disfruta de nuestra compañía al alimentarse y por eso se acerca a nosotros cuando lo hacemos. Puede resultar una estrategia nueva para que recupere el apetito.

    Recuerda que es sumamente normal que los canes se aburran de comer siempre el mismo alimento, por este motivo no esperes a que pierda las ganas de hacerlo para cambiar de pienso, puedes ir variando al mezclar dos tipos de alimentos o entonces cambiar cada pocos meses a uno nuevo.

    Además de que a tu perro no le agrada el pienso que le das, puede haber otras razones por los que el can no quiera acercarse a su comida. Aparte de los que ya nombramos anteriormente también puede ser por el calor, el estrés o los cambios bruscos pueden hacer que el perro pierda el apetito; otro de los factores pueden derivarse de que tu perro tenga algún tipo de enfermedad en la boca y, por ello, no quiera comer.

    También puede ser que tu perro sienta anorexia, es decir, que no quiera comer debido a algún otro tipo de enfermedad más grave como podría ser la pérdida de olfato o algún desajuste en el sistema nervioso. Los tumores o los problemas renales también pueden provocar que tu perro no quiera comer.

    Por tales motivos, es muy importante que, si luego de seguir los consejos que te hemos dado anteriormente tu perro sigue sin acercarse a la comida, acudas a un veterinario para que sea él quien determine si el problema es más grave.

    ResponderEliminar
  3. Que disparatada, obligar a un perro a comer croquetas e inclusive privarle de comida 3 o 4 días para que no teniendo otra opción vuelva a comer esa croquetas que no son nada nutritivas, claramente, no sienten empatía con sus perros, y este artículo aconseja mal a quienes buscan una respuesta a sus inquietudes.
    Lo mejor que pueden hacer es darle comida natural sin condimentos NI HUESOS a tu perro, alimentarlo con 80% carne, pollo, y complementarlo con algunas verduras permitidas. Ya quisiera yo verlos a ustedes comer croquetas para humanos tooodos los días. No tienen corazón. Y JAMAS deben mezclar croquetas con comida natural, porque las croquetas demoran mas en digerir y la mezcla puede producir dolores estomacales y diarrea. Si no saben del asunto no escriban ni aconsejen a la gente por favor. Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Tu eres veterinario?

    ResponderEliminar
  5. Pues te comento que si tu puedes comprarle carne toooodos los días...allá tu! Pues yo no, y si el bolsillo da para piensos de supermercado pues que se la trague y sino que aguante hambre que al final se la comerá...es como el chiquillo necio que a punta de correa aprende

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.